¿Quiénes somos?

DENOMINACION.

            El Grupo de Acción Local es la asociación ADECO-Camino, Asociación para el Desarrollo Rural de las Comarcas Circundantes al Camino de Santiago.

 FECHA DE CONSTITUCIÓN.

El Grupo de Acción Local, ADECO-Camino, se constituye el 20 de Febrero de 1.991, como culminación de la tarea de animación y desarrollo comarcal realizada de manera ininterrumpida a los largo de dos años, y tiene su sede social en Castrojeriz.

ADECO-Camino figura inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número 101.300 y en su composición figuran personas físicas y jurídicas, entre las que se citan Ayuntamientos, Asociaciones, Mancomunidades de Municipios, Cooperativas, empresas,  socios individuales, etc.

 

  PERSONALIDAD JURÍDICA

  La personalidad jurídica del Grupo de Acción Local es Asociación sin fin de lucro, tal como se recoge el artículo III de sus Estatutos.

 

 ESTATUTOS Y NORMAS DE FUNCIONAMIENTO

 

ADECO-Camino tiene por objeto promover el desarrollo económico, social y cultural, es decir, el desarrollo integral de la zona donde se extiende su ámbito de actuación

            La Asociación ADECO-Camino, se rige por los Estatutos aprobados en Asamblea General con fecha 20.02.91, visados por el Ministerio del Interior el 17.05.91, por la Ley de Asociaciones de 24.12.64 y adaptados  a la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación, cuya modificación de estatutos se aprobó por Asamblea General el 18 de junio de 2003.

            El objetivo de Desarrollo Integral que persigue la Asociación y los fines que con carácter más específicos se pretenden quedan fijados en los Artículos IV y V del Título I de sus estatutos; en síntesis ADECO-Camino tiene por objeto promover el desarrollo sostenible  a nivel económico, social y cultural, persiguiendo el desarrollo integral de la zona utilizando el potencial endógeno del territorio; en particular se propone:

  •   Ejercer la representación de la zona y hacer valer sus intereses ante las distintas administraciones e instituciones tanto públicas como privadas, nacionales e internacionales, que por algún concepto pudieran estar relacionadas con el desarrollo rural.
  •   Recabar de los poderes públicos a los diferentes niveles, la implantación de fórmulas y cauces adecuados de tutela y apoyo económico para las actividades de desarrollo económico y de desarrollo comunitario, animación socioeconómica y en general para las encaminadas a mejorarla calidad de vida de la población.
  •  Promover la firma de convenios, desarrollo y ejecución de programas de diversa naturaleza.
  • Difundir sus principios y dar a conocer sus actividades ante los habitantes del territorio que abarca, así como de la opinión pública en general.

También son fines de la asociación, entre otros:

  1. Constituir la Asociación como un verdadero motor de la dinamización de la zona, coordinando las distintas iniciativas de los agentes sociales.
  2. Generar sensación de comarca y reunir a los interesados en promover actuaciones en beneficio de la misma, aprovechando sus recursos.
  3. Mantener y mejorar el nivel demográfico, facilitando nuevos asentamientos en concordancia con las administraciones competentes.
  4. Atender a la conservación y restauración del patrimonio natural y cultural.
  5. Promover la adecuación de las estructuras necesarias para mejorar las condiciones de vida.
  6. Fomentar la incorporación de la población a la sociedad de la información y a las nuevas tecnologías.
  7. Impulsar las actividades culturales, ambientales, científicas, de investigación, de restauración y en defensa del patrimonio que surjan en la zona.
  8. Apoyar decididamente la constitución de nuevas asociaciones en interés de la comarca.
  9. Promover una mejor imagen de la agricultura, suscitando nuevas actividades complementarias y proponer alternativas para efectuar dicha diversificación.

10.  Participar en cuantos programas, planes o instrumentos similares se realicen en el ámbito territorial de actuación de ADECO-Camino.

 

El Artículo VI de los estatutos prevé que la Asociación podrá sostener y emprender todas aquellas medidas o actividades que estime necesarias para el cumplimiento de sus fines.

El Título II, sobre los Órganos de Gobierno y Trabajo, presenta la Composición y normas de funcionamiento de la Asamblea General y de la Junta Directiva que garantizan un sistema colegiado y democrático de Gobierno en el fondo y en la forma.

El Título III, versa sobre los derechos y deberes de los socios que integren la Asociación.

Desde su institucionalización ADECO-Camino ha centrado su trabajo en el territorio que  denominamos “AmayaCamino de Santiago

Desde enero de 1992 hasta la fecha actual esta asociación es la responsable de la ejecución y materialización de los programas

LEADER I,

PRODER

PRODERCAL

LEADERCAL

El Título IV recoge el régimen económico de la Asociación, que se basa en las aportaciones de las cuotas de los socios y en las subvenciones que pueda recibir de las distintas Administraciones Públicas.

Por último el Título V trata sobre la disolución de la Asociación.

Territorio

TERRITORIO

La comarca Amaya-Camino de Santiago está situada en el ámbito del Camino de Santiago en la zona oeste de la provincia de Burgos. Los límites convencionales que delimitan este ámbito son: al norte y oeste con las provincias de Cantabria y Palencia; al sur y este, encontramos la autovía N-620 (E80) y la N-623 (Burgos-Santander).

La superficie del territorio supera los 2.860 kilómetros cuadrados sobre una población total de 16.768 habitantes, cifra que arroja una densidad media de 5,86 habitantes por kilómetro cuadrado. Existen 225 núcleos de población, inscritos dentro de 61 municipios. La población media por municipio es de 275 habitantes.

La comarca está impregnada de elementos históricos y artísticos de gran valor patrimonial. Es una de las zonas de mayor densidad de monumentos (templos, monasterios, palacios, castillos y casonas) destacando las numerosas joyas del Románico así como el conjunto histórico de origen medieval ‘Camino de Santiago’. Además es significativo su patrimonio natural, con claros ejemplos como el espacio geológico de Las Loras y los Cañones del Alto Ebro y Rudrón.

El territorio está configurado por un relieve homogéneo que se caracteriza por altas y medias parameras, surcadas por ríos y arroyos que forman angostos valles en el norte que se van abriendo hacia el sur formando amplias riberas. En cuanto al paisaje, podemos distinguir dos zonas diferenciadas:

  1. Zona norte del territorio, donde el paisaje es más abrupto y sirve de zona de transición al sistema montañoso cantábrico. Ejemplos: cañones del Ebro y el Rudrón con un paisaje donde abundan las cuevas y unas caprichosas formaciones geológicas. Debido a su inaccesibilidad, los cañones son un valioso refugio para la fauna y flora.
  2. Extensos páramos y amplias riberas (Pisuerga, Odra, Urbel…) con cultivos cerealistas. Ejemplos: Peña Amaya, su entorno y los valles de Humada, Rebolledo de la Torre, el Tozo y Valdelucio son claros exponentes de un paisaje modelado por la acción de los numerosos ríos que surcan el fondo de estos valles y contrastan con la alta y pelada paramera.